¿QUÉ SERIES HAGO EN NATACIÓN PARA TRIATLÓN?

IMG_3793

¿Qué series me recomiendas de natación?

Pregunta que me hacen a menudo diferentes triatletas, cuya respuesta es fácil pero de ejecución algo más compleja.

Ante esta pregunta, la respuesta es… “aquellas que mejor te vengan a ti según tus condiciones técnicas, físicas, distancia que compites  y momento de la temporada que te encuentres”.  Por tanto, hablamos de una planificación personalizada tanto a nivel de individuo como de contexto temporal.

Para no quedarme así, tan ancho, veamos un poco las características que tiene el triatlón y por tanto algunos de los trabajos específicos que se realizan.

Un aspecto que debe primar todo el año es la técnica. En los primeros pasos de la temporada la técnica propia del estilo y según avanza la temporada nos metemos en la técnica específica que requiere la competición de triatlón (respiración bilateral, modificación en recobros, salto entre nadadores, cambios de ritmo, orientación, seguir pies, etc)

Recordemos que el triatlón sprint y el olímpico son glucolíticos, es decir que no es un ritmo continuo que tire de metabolismo de las grasas. Son pruebas rápidas con momentos explosivos que hacen que este segmento sea de gran importancia si se quiere disputar la prueba con opciones de un buen resultado.

Por tanto, en período de base (ese período al inicio de temporada) la técnica y los trabajos aeróbicos son protagonistas con algunas series de trabajo algo más lácticas y toques de velocidad.

El trabajo que se encuentra entre lo aeróbico ligero y el umbral anaeróbico va tomando protagonismo al final del período de base y primera parte del período específico para dar un salto a repeticiones y series donde tienen protagonismo los trabajos lácticos y alácticos. Es decir, esos ritmos agónicos que hacen que se te hinchen los brazos y esas repeticiones cortas a máxima velocidad dejando el trabajo aeróbico  para sesiones regenerativas y de toques técnicos.

Según se acerca el período de competiciones ya aparecen esos entrenamientos de ritmo de prueba y competición que no son de capacidad física sino de tolerar los ritmos de competición, apoyándose en la capacidad física obtenida en el período específico. Este trabajo de ritmo de prueba debe ser complementado con  trabajo específico de técnica de nado en aguas abiertas.

FullSizeRender (3)

SEGMENTO DE NATACIÓN EN UN TRIATLÓN

Si analizamos un poco el segmento de natación, podemos ver por dónde deben ir los tiros en la preparación. Todo deporte de resistencia debe apoyarse en una buena base aeróbica. La natación como habilidad técnica requiere mucho trabajo de la misma, una prueba sprint u olímpica requiere un ritmo entre el máximo estado estable de lactato y la velocidad aeróbica máxima por lo que hay que hacer trabajo de series que mantengan  un ritmo sostenido elevado. En triatlón se requiere de un trabajo de cambios de ritmo por lo que los toques de capacidad   láctica y tolerancia al ácido láctico son importantes y sobre todo ser capaz de depurar ese ácido láctico, así que le sumaremos entrenamientos de cambios de ritmo a la planificación (un triatlón comienza rápido al menos los primeros 5-7 minutos, pasa después a estabilizarse con cambios esporádicos en boyas y se acelera de nuevo al acercarse a la T2)

Y sobre todo,  no se debe olvidar el trabajo de habilidades en aguas abiertas TALES COMO: orientarse, ir a pies, cambios en frecuencias de brazada, respiración bilateral, ser capaz de ponerse de pie y volver al agua a nadar, etc.

Por tanto, un resumen simplista podría ser el siguiente:

–         Período de base con prioridad técnica, aeróbica y toques de aeróbico medio (esa zona entre umbrales) y de velocidad.

–         Período específico; pasando a potencia aeróbica, tolerancia al lactato, potencia láctica y series de velocidad con trabajos de técnica de aguas abiertas y recordatorios del estilo

–         Período competitivo;  ritmos de prueba, competición, método de repeticiones ( 1/3 o 1/4 de la distancia de la prueba a velocidad  igual o superior a ella)  y lo que se conocen como series rotas y simuladas (se fracciona la distancia de la prueba y se trabaja al ritmo objetivo)  con trabajos técnicos de aguas abiertas.

Un resumen simple de algo que no es sencillo y que siempre aconsejo que sea gestionado por un entrenador especializado ya que no existen fórmulas mágicas universales  y sí la magia de la planificación personalizada.

Y recuerda, como diría Matt Dixon (entrenador de campeones Ironman)

“Nunca he visto un triatleta que empeore su rendimiento por dedicar tiempo a su natación”

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Al agua y ánimo

José J. Acosta

Acostadeentrenar

Comentarios

acostadeentrenar.com @JoseAcosta226 Las semanas previas a tu objetivo hay un medidor del nivel de tu preparación, las prisas que tengas por hacer aquel… https://t.co/vhEEY0AHow