De que hablo cuando hablo de correr

27 marzo, 2015 Crónicas - Vivencias

En los ratos libres, que no son muchos voy leyendo algunas cosillas que se salgan de la fisiología, técnica deportiva, gestión deportiva, etc.

Son muchos los libros que se escriben en torno a la moda de salir a correr pues quiero dejar claro que correr no es una moda, es una acción funcional del hombre. Es el salir de manera premeditada a correr lo que se ha convertido en una moda.

Leí hace algún tiempo el libro «De qué hablo cuando hablo de correr» famoso por el nivel novelístico de su escritor Haruki Murakami . A mí me ha gustado, no como libro técnico, sino por el vínculo que existe entre el hombre (hablo de hombre como especie) y la necesidad de movimiento. En él se escribe sobre aquello que sentimos, conocemos, que pensamos, que buscamos al correr y cómo todo esto forma parte de la vida del propio escritor.

En definitiva una semibiografía en la que se describe lo que tenemos dentro aquellos que nos encanta correr y que no manifestamos a los cuatro vientos, ni lo contamos pero que nos pasamos horas reflexionando sobre ello. Mejor dicho, nos pasamos kilómetros reflexionando acerca de ello.

Son muchas las cosas que podría comentar sobre lo escrito en él pero para expresar en estas líneas me quedo con la comparativa que hace acerca de su profesión y su manera de correr. La verdad es que no hace comentarios ni comparativas al respecto si no que las saco yo al leer su filosofía del trabajo y del entrenamiento.

Murakami se califica como un escritor “no talentoso” por lo que para estar horas y horas escribiendo ha necesitado entrenarlo, entrenar la concentración, la capacidad de atención, la focalización, la constancia en sentarse en el escritorio. Es decir, que ha conseguido escribir trabajando duro en ello.

Algo similar hace con la carrera. No es un talento de la carrera pero mantiene constancia, se plantea un número de kilómetros semanales y sea como sea va a por ellos, como si los tiene que hacer en 3 jornadas porque ha estado ocupado otros días. Cuando compite tiene como lema “correr hasta el final” lo que muestra que está lleno de tesón y empeño.

Ambas actividades, escribir y correr, son una gran muestra de su personalidad. Destacando sobre todo que la carrera ha sido crucial en el desempeño de la escritura y en la mejoría de esta. Lo que una vez más deja claro la importancia de la actividad física en la vida de una persona.

Ahora bien, ante esto, yo saco el siguiente debate… es el talento suficiente o hay que trabajarlo. ¿El deportista nace o se hace? ¿sin talento se puede llegar a la excelencia?….

hablo1
Os dejo para finalizar con el texto de la contraportada con el ánimo de que sigáis sin parar

TEXTO DE CONTRAPORTADA

En 1982, tras dejar el local de jazz que regentaba y decidir que, en adelante, se dedicaría exclusivamente a escribir, Haruki Murakami comenzó también a correr. Al año siguiente correría en solitario el trayecto que separa Atenas de Maratón, su bautizo en esta carrera clásica. Ahora, ya con numerosos libros publicados con gran éxito en todo el mundo, y después de participar en muchas carreras de larga distancia en diferentes ciudades y parajes, Murakami reflexiona sobre la influencia que este deporte ha ejercido en su vida y en su obra. Mientras habla de sus duros entrenamientos diarios y su afán de superación, de su pasión por la música y de los lugares a los que viaja, va dibujándose la idea de que, para Murakami, escribir y correr se han convertido en una actitud vital. Reflexivo y divertido, filosófico y lleno de anécdotas, este volumen nos adentra plenamente en el universo de un autor que ha deslumbrado a la crítica más exigente y hechizado a miles de lectores.

José J. Acosta

Acostadeentrenar

Comentarios

acostadeentrenar.com @JoseAcosta226 Curiosidad y optimismo personificadas. RIP https://t.co/TGSRrnxwIQ